Todo es Tantra. La manera en que tratamos al otro, la manera en que respiramos, la manera en que cuidamos de nosotros mismos, en que amamos, todo es Trantra.

Tantra es un camino milenario originado en la consciencia espiritual que surge de los poderes curativos de la energía sexual. Abre el corazón y los sentidos para promover el cambio, la transformación, la vitalidad y el amor. Literalmente Trantra significa "tejido" en sánscrito - el tejido de la energía. Energía espiritual - kundalini - está naturalmente entretejida con nuestra energía sexual en nuestro cuerpo. Es una forma de vida.

Cada día del resto de nuestras vidas es un viaje a través del vivir consciente y amoroso. Tantra nos enseña que cuando adoramos el espíritu interior durante el acto de amor o durante tu propia experiencia sensual, la consciencia mística y la auto-realización eventualmente ocurren.

La energía sexual es la energía más básica del cuerpo. El cultivo de esta poderosa energía actúa como un elixir medicinal para curar enfermedades. Crea sanación sagrada, incrementa el bien estar y trae pasión, amor, gracia y otros altos estados de consciencia. El rejuvenecimiento y la transformación ocurrirán en tu vida y en tus relaciones.

A través de la práctica el Tantra y las sesiones tántricas, nos volvemos totalmente absorvidos, fusionándonos en un océano de amor y luz. Es una luz tan pura y que nos rodea totalmente que no proyecta sombras. Nos damos cuenta de que estamos viviendo y respirando conscientemente. Todas las preocupaciones, pensamientos, impresiones pasadas, y viejos traumas se dejan ir, revelando la verdad de nuestro propósito en la vida.

Tantra es un camino hacia nuestro verdadero potencial, para establecernos en la gracias de la libertad y el amos tanto espiritualmente como sexualmente..

Los masajes tántricos cuando realizados conscientemente, generando energía de fuerza de vida en nuestros cuerpos, procuran que una sanación profunda ocurra. Es posible alcanzar estados expandidos de consciencia donde recide la paz y relajación profunda..

Cada sesión es diferente; la respuesta de cada persona también es diferente. No hay una meta que alcanzar ni una manera correcta de sentir. Curar es un viaje en el que el cliente se embarca, no una operación que el curador realiza. El objetivo principal del practicante es el de dar a la persona de vuelta e si misma. .

Los masajes también nos dan el permiso de celebrar el placer sin verguenza. Cualquier cosa que te ocurre es bienvenida, ya sea una descarga emocional, relajación profunda o placer exquisito en tu cuerpo. Todas las partes del cuerpo son masajeadas y honradas en el masaje de cuerpo-a-cuerpo y en una sola dirección, para que aprendas a recibir totalmente.

Para algunas personas sólo recibir puede ser muy difícil. Pero yo te mostraré que puede ser muy recompenzante dejarte ir en las manos de otra persona. Está bien aceptar simplemente el placer en lugar de sentir que eres parte de una danza de cortejo interactivo de la intimidad. Te libera del deseo de "pensar y hacer" y te deja en el correcto estado de pensamiento para simplemente "relajarte y sentir"..

Un espacio muy sagrado será creado para aprender a respirar, usando elementos tántricos y taoistas para canalizar y enfocar la energía hacia todo el cuerpo.

Puedes reservar los masajes en un futón o en una mesa de masaje. Si es tu primera visita, generalmente trabajaré con hombres en el futón y con mujeres en la mesa de masaje. Si lo deseas de otra manera, por favor pídelo al hacer tu reserva.

Las sesiones programadas tienen lugar como se ha descrito, pero siempre están guiadas por tus necesidades personales. Aparte de ser un servicio profesional, es también un trabajo muy intuitivo que requiere comunicación verbal entre el paciente y el terapeuta.

Todo lo que se requiere de ti es que seas tan honesto como puedas conmigo sobre lo que necesitas y lo que estás buscando. Mientras más sepa de ti, más podré planear la mejor experiencia posible.